Porque Tengo Almorranas En El Embarazo Causas Síntomas y Tratamientos

Amigos lectores, diversas mujeres conocen el miedo de sentarse o ir al baño durante el embarazo, como si les estuviera esperando un asiento con clavos. Las almorranas son una de las dolencias más comunes del embarazo, que para muchas personas a menudo permanecen ocultas por el “tabú”, pero no deben pasarse por alto.

Las almorranas, también conocidas como hemorroides, son cojines intestinales hinchados en el ano o en la parte baja del recto. Generalmente estas almohadillas contienen muchas venas y arterias, además de ser muy comunes y son el resultado del incremento de la presión en el ano, que puede ocurrir durante el embarazo, el nacimiento o el estreñimiento.

Alrededor del 40% de las mujeres embarazadas sufren de hemorroides en una cierta etapa del embarazo, mayormente en el tercer trimestre. Así como las venas varicosas en las piernas se hinchan con más frecuencia durante este período, también lo hacen las venas en el recto.

Causas Síntomas y Tratamientos Para Las Almorranas En El Embarazo

Las almorranas pueden estar dentro o por fuera del cuerpo. En los casos de ser  almorranas internas, se presentan directamente en el ano donde comienza el recto. Cuando son grandes, pueden llegar a salir (prolapso).

Lee También
Porque Tengo Hemorroides De Tipo Externo

Causas Síntomas y Tratamientos Para Las Almorranas En El Embarazo

Mayormente la complicación más frecuente con las hemorroides internas es el sangramiento durante las deposiciones, pero por lo general no duelen tanto como las hemorroides externas y es posible que usted ni siquiera note molestia.

Por otra parte, las almorranas externas ocurren fuera del ano. Pueden causar dificultades al sentarse, al moverse y especialmente al limpiar el área después de defecar. Además, las hemorroides externas trombóticas son mucho más dolorosas porque se forma un coágulo de sangre en el tejido que está fuera del ano.

Causas De Las Almorranas En El Embarazo

Las hemorroides son causadas por presión alta y repetida en las venas del ano y del recto y. La causa que suele ser más frecuente es el estreñimiento, ya que se realizan grandes esfuerzos en la zona anal, y esto llega a provocar el bombeo de un exceso de sangre.

Síntomas De Las Almorranas Durante El Embarazo

Entre los síntomas están la presión sobre la zona rectal, especialmente al final del embarazo, la ralentización de la circulación sanguínea y quizás los problemas de estreñimiento, provocan hinchazón de las almohadillas anales y se vuelven muy dolorosas. De igual forma, en la zona del ano se pueden ver uno o más desniveles duros y sensibles.

Lee También
Porque Tengo Hemorroides o Almorranas Internas

Mayormente el tejido inflamado a menudo puede sangrar (especialmente en las hemorroides internas) durante la defecación, lo que puede asustar a una mujer embarazada, en donde el sangrado es muy rojo. Pero, a diferencia del sangrado vaginal durante el embarazo, el sangrado rectal no significa que el bebé esté en riesgo.

Más comunes son otros síntomas molestos asociados con las hemorroides externas: Comezón, ardor y dolor en el área afectada. Con frecuencia  es muy difícil no sólo sentarse, sino también caminar, llegar a cambiar de posición o incluso  encontrar la postura correcta para dormir.

El momento de ir al baño también es bastante doloroso cuando hay almorranas. También se puede presentar sangrado ocasional.

Sin embargo, si usted no está seguro si el sangrado es el resultado de hemorroides (y si son del tipo internas, ocurren con frecuencia), consulte a su médico, puesto que en algunos casos el sangrado rectal puede llegar a ser un signo de alguna enfermedad de gravedad. Es mejor que el diagnóstico sea confirmado por un especialista.

Tratamiento y Alivio De Las Hemorroides Durante El Embarazo

Se sabe que el tratamiento de las almorranas llega a involucrar varios medicamentos e incluso puede requerir cirugía en casos severos, no obstante durante el embarazo, sabemos que entre menos medicamentos, es mejor (y menos llegar a tener que aplicarse alguna cirugía).

Lee También
Porque Tengo Una Bolita En El Ano Hombre o Mujer

Es importante que siempre consulte a su ginecólogo si las hemorroides son dolorosas. En ciertos casos, pueden llegarse a recomendar medicamentos tópicos o supositorios que no representan ningún riesgo para el feto.

De igual manera, existen algunos alivios del tipo natural para las almorranas que pueden funcionar para usted. Existen baños de asiento con agua tibia (en los casos que esté demasiado fría o demasiado caliente, los síntomas pueden empeoran) son muy efectivos para aliviar temporalmente el dolor.

A algunas personas les va bien en el frío, por ejemplo aplicando hielo, pero recuerde no hacerlo nunca de manera directa, sino llegando a envolver el hielo en un paño.

A otros les irá mejor con agua más caliente. En los casos de que sea la primera vez que los tiene, puede llegar a alternar las temperaturas para ver cuál es la más reconfortante para usted. Se recomienda ropa interior de algodón, más suave y que permite la transpiración.

Las toallas húmedas para limpiar después de defecar son mucho mejores que el papel higiénico, que es menos suave y seco y puede doler cuando se frota.

En el caso de las hemorroides, la higiene post-ejecución es esencial porque hay irregularidades en el área  anal que pueden dejar rastros de heces que aumentan la picazón. En estos casos, puede usar agua corriente tibia, usando un jabón suave y siempre toque suavemente el área.

Lee También
Los Diferentes Tipos De Medicinas Para Hemorroides Externas

Este proceso debe hacerse desde el área vaginal hacia el ano, procurándose que el área no llegue a quedar húmeda.

Prevención de Almorranas Durante El Embarazo

Diversas mujeres las padecerán por mas que intenten evitarlas, pero muchas otras encontrarán una buena solución con estos consejos para prevenir las hemorroides durante el embarazo.

Debido a que la exposición a las deposiciones, el estreñimiento y el exceso de tiempo en el inodoro incrementan el riesgo de almorranas, necesitamos asegurarnos de que las heces sean blandas. La idea es mantener una buena hidratación, beber mucha agua y consumir una dieta alta en fibra.

El médico puede recomendar un suplemento de fibra natural si lo consideramos necesario.

De igual manera algunos otros consejos para poder evitar el estreñimiento durante el embarazo incluyen evitar los alimentos astringentes, tratar de programar una hora especifica para las comidas y de acudir al baño, además de masticar muy bien los alimentos, hacer ejercicio diariamente……

Trate de reducir la presión en el área anal descansando y durmiendo sobre el costado y no sobre la espalda y evite pasar mucho tiempo de pie o sentado.

Por otra parte, la práctica de la bicicleta durante el embarazo está contraindicada si la mujer sufre de hemorroides.

Con estos no se quiere decir que con este ejercicio los cause, pero aumenta el dolor de la persona afectada, ya que el apoyo del perineo y el área anal en la silla de montar causa fricción que llega a empeorar las hemorroides.

Lee También
Dolor En El Ano Y Picor Al Defecar

Algunos ejercicios que ayudan a mejorar la circulación sanguínea en el área del suelo pélvico son ejercicios cónicos que también son muy beneficiosos para otros aspectos de esta fase.

Si usted tuvo hemorroides durante el embarazo, también puede tenerlas durante el período posparto. De ser este caso, recuerde buscar mantener saludables sus hábitos de hidratación y alimentación, ahora bien, y si el dolor no le permite llevar una vida si se quiere, normal, consulte a su ginecólogo.

Por otra parte, el estreñimiento posparto llega a agravar las hemorroides causadas por el dolor de una posible episiotomía, de una cesárea, ruptura, etc…. y el tiempo para ir al baño puede convertirse en tortura. En este caso, informe a su ginecólogo que puede recomendarle un laxante compatible con la lactancia materna.

Apreciados amigos, ahora ya conoces lo que es una almorrana en el embarazo y esperamos que con estos consejos aminores estas molestias y prevenir su aparición, en donde por suerte estas molestias desaparecen en las pocas semanas de tener al bebe.

Califica Este Post si te ha Sido Útil y Comparte en Tus Redes Sociales, es Importante para Nosotros.